Desinfección con ozono: todo lo que necesitas saber

Desinfección con ozono

Desinfección con ozono: todo lo que necesitas saber

¿En qué consiste la desinfección con ozono?

El ozono, un gas presente de forma natural en las capas altas de la atmósfera de nuestro planeta, tiene un alto poder oxidante. Esa característica lo convierte en una herramienta ideal para la desinfección y desodorización de diversos espacios e instalaciones, incluidos aquellos que podríamos considerar de alto riesgo, como centros sanitarios o negocios de hostelería, por citar solo dos ejemplos. El ozono oxida la cobertura protectora de virus, bacterias, hongos y muchos otros microorganismos, un proceso que elimina su capacidad infectiva e incluso los destruye.

Como método de desinfección, el ozono presenta claros beneficios: no solo es muy efectivo, sino también 100% natural y ecológico. Es una técnica avalada por organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Unión Europea, entre otros, y diversos estudios muestran además su eficacia contra el SARS-CoV-2, patógeno comúnmente llamado coronavirus y causante del COVID-19.

Para la desinfección con ozono se emplean equipos generadores de ozono como INN.BIO.Z, la solución de desinfección de INN de la que te hablaremos enseguida. Si te interesa conocerlos más a fondo, sigue leyendo.

¿La desinfección con ozono es segura? ¿Qué se puede desinfectar?

La desinfección con ozono es segura, pero, como todo procedimiento en el que se empleen productos biocidas, aunque sean naturales, puede presentar riesgos si la intervención no se realiza correctamente o no se siguen las instrucciones. Los generadores de ozono certificados, como INN.BIO.Z, empleados por personal con la debida formación, no presentan ningún riesgo.

El ozono es un gas que se descompone con rapidez en moléculas de oxígeno, y durante la desinfección se emplea en concentraciones relativamente bajas, durante tiempos de exposición reducidos y en ausencia de personas o animales domésticos. En esas circunstancias, desinfectar con ozono no supone mayor riesgo que hacerlo con lejía o con alcohol, por ejemplo.

Precisamente por ser un procedimiento seguro, además de eficaz, la desinfección por ozono puede emplearse en todo tipo de ubicaciones:

  • Hoteles y casas rurales.
  • Centros sanitarios: hospitales, clínicas, residencias…
  • Centros educativos.
  • Negocios de hostelería como bares, restaurantes y cafeterías.
  • Tiendas y comercios de toda clase.
  • Vehículos como automóviles, autobuses, ambulancias, camiones, etc.

En comercios

En oficinas

En hostelería

Por medio del ozono es posible desinfectar no solo ambientes y superficies, sino también mobiliario, tapicería, materiales de trabajo, papelería, circuitos de aire acondicionado… e incluso alimentos. En todos esos entornos, y en muchos otros, el ozono mejora notablemente la calidad del aire, elimina los malos olores y, lo que es más importante -especialmente en plena pandemia- reduce la carga viral y, con ella, el riesgo de contagio.

¿Cada cuánto tiempo es necesario realizar una desinfección?

La respuesta a esta pregunta dependerá del número de personas que frecuenten el espacio que queremos desinfectar, el nivel de ventilación que posea y el grado de desinfección que busquemos. 

El ozono no puede emitirse en presencia de personas o animales domésticos, pero, cuanto mayor sea el tiempo que dejemos pasar entre emisiones, mayor será también el riesgo de contagio. Como respuesta general, podríamos decir que es recomendable desinfectar con tanta regularidad como sea posible, siempre y cuando las características del entorno lo permitan.

En ese sentido, la mejor solución es un sistema de desinfección automatizado como el de INN.BIO.Z: el equipo se encarga de desinfectar a diario y de forma continuada el espacio en el que esté instalado, sin riesgo para personas o animales y sin necesidad de que intervenga ningún técnico. Así, no es necesario acordarse de realizar las desinfecciones con ozono ni preocuparse por su periodicidad.

INN.BIO.Z: bioseguridad preventiva en la era del COVID-19 

INN.BIO.Z es un sistema avanzado de generación de ozono que combina una gran eficacia frente a las amenazas biológicas actuales, como el SARS-CoV-2, con un diseño creado para ser resistente, seguro, discreto y cómodo. Cuenta con las certificaciones UNE 400-201-94 y UNE EN50131, que avalan tanto la seguridad del uso del ozono como la efectividad del sistema de alarma para la protección de las personas.

Este equipo de generación de ozono se presenta en una gama compuesta por tres aparatos con características diferenciadas:

  • INN.BIO.Z. Una máquina portátil de generación de ozono que únicamente necesita conexión a la corriente eléctrica para crear ambientes más limpios, libres de malos olores y tóxicos perjudiciales para la salud.
  • INN.BIO.Z PRO. Un modelo profesional que cuenta con las mismas funciones que el modelo anterior, con el añadido de un piloto luminoso que advierte a las personas cuando la máquina esté generando ozono. Puede utilizarse en modo manual o programarse para días y horas determinados.
  • INN.BIO.Z SMART. Se trata de la solución más avanzada con la que contamos en INN: dispone de todas las prestaciones del modelo PRO y, además, incorpora un panel de control electrónico e inalámbrico para controlar el sistema de generación de ozono. Además, INN.BIO.Z SMART puede detectar la entrada de personas o animales en el área de ozonización, momento en el que se detiene de forma automática, hace sonar un alarma y envía un mensaje de aviso al gestor. También cuenta con un sistema de monitorización que indica el tiempo de funcionamiento de la máquina, avisa cuando un espacio está libre de ozono y mucho más.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 20 =