Cómo funciona una alarma sin cuotas

Cómo funciona una alarma sin cuotas

A la hora de instalar una alarma en nuestro hogar es fácil que nos surja la duda, ¿es mejor pagar una cuota mensual o recurrir a la alarma sin cuotas? Vamos a hablar de las alarmas sin cuotas, una alternativa que va ganando terreno y que aporta muchas ventajas frente a la dependencia de los sistemas que ofrecen las empresas de seguridad.

Todos conocemos las alarmas con cuota mensual, el producto estrella de muchas empresas de seguridad que ofrecen el alquiler de una alarma junto a un servicio de mantenimiento y asistencia en caso de robo.

Ante este producto, tan ampliamente publicitado, cabe plantearse si se puede tener un sistema de alarma sin claudicar a la idea de permanencia y dependencia de terceros. Y la respuesta es sí, podemos instalarnos nosotros mismos una alarma, complementarla a la medida de nuestras necesidades y olvidarnos de abonar una cuota mensual.

Vamos a analizar en profundidad qué son y cómo funcionan las alarmas sin cuotas y por qué se presentan como una pujante alternativa a las clásicas alarmas conectadas a una Central Receptora de Alarmas.

Qué es una alarma sin cuotas

Una alarma sin cuotas no es más que un dispositivo de alarma que podemos adquirir e instalar por nuestra cuenta. Esta alarma será de nuestra propiedad y, una vez comprada, tendrá coste cero ya que no hay vinculación con ninguna empresa de seguridad. Esto supone que no tendremos que abonar ninguna cuota mensual por servicio, alquiler o mantenimiento.

El concepto de alarma sin cuotas nace en los últimos años gracias al desarrollo de dispositivos tecnológicos para el hogar, lo que ya permite contar con sofisticados equipos de seguridad en nuestras casas. Son alarmas conectadas online generalmente via wifi y que se interconectan con nuestros smartphones e incluso con la domótica de nuestra casa.

Son fáciles de colocar en casi cualquier ubicación y además, son sistemas muy fiables que destacan por un bajo porcentaje de falsas alarmas. Por si fuera poco, podemos configurarlas no solo para protegernos del robo sino aprovechar aspectos de control y vigilancia que pueden ser muy útiles para las familias con niños, personas dependientes, mascotas, etc.

Pueden funcionar con una aplicación móvil que permite tener un control de la alarma, aunque también suele alertar vía llamada o SMS y, en caso de que nosotros verifiquemos que hay un acto vandálico o intrusión, podremos dar parte a policía, seguridad privada, servicios de emergencia, etc.

 

Ventajas de una alarma sin cuotas

Las ventajas de una alarma sin cuotas son varias para el propietario. Son sistemas sencillos, versátiles y económicos. Aquí van algunas claves de por qué las alarmas sin cuotas van ganando terreno y convenciendo al usuario.

Más económica

Quizá la ventaja más evidente de las alarmas sin cuotas es el ahorro económico que suponen frente a las alarmas de cuotas. Si bien pueden requerir un desembolso inicial más elevado, al estar exentas de pagos mensuales pronto se amortizan y a la larga salen mucho más económicas.

El propietario simplemente adquiere la alarma, que pasa a ser suya, sin ninguna atadura, permanencia ni contrato. Esto marca mucho la diferencia con una alarma de cuota mensual de entre 30 y 50 euros, lo que al año supone entre 500 y 1000 euros. Como mucho, puede incurrir en costes menores derivados de las llamadas que haga la alarma al avisarle cuando detecta algo.

Instalación sencilla

Son tan fáciles de instalar que incluso lo puede hacer el propio usuario, ya que su montaje no requiere de especialistas. En este sentido, hablamos de alarmas diseñadas para que cualquiera pueda instalarlas y manejarlas con las sencillas instrucciones que se adjuntan.

Aviso directo sin intermediarios

Las alarmas sin cuotas son perfectas para quien quiera tener el mayor control de lo que pasa en su hogar. Las alarmas con cuota usan sistemas de alerta que se comunican directamente con la empresa de seguridad. Esta pone en marcha un protocolo de actuación para comprobar si algún intruso ha entrado a la vivienda y llamar, en su caso, a la policía. Sin embargo este protocolo deja fuera al propietario, que suele ser el último en ser notificado.

Una alarma sin cuotas garantiza que el aviso llega directamente al teléfono del propietario, sin intermediarios. El propietario tendrá entonces la posibilidad de decidir qué medidas tomar. Esto permite agilizar la disuasión, la obtención de pruebas y la efectiva intervención policial.

 

Control personalizado

Con una alarma sin cuotas, el propietario tiene una capacidad de control superior. Hoy en día resulta muy sencillo tener toda la información en tu móvil, sin importar tu localización. Así, se puede acceder a las imágenes de las cámaras de seguridad para verificar que todo está en orden. También se puede autorizar a otros usuarios a usar la aplicación.

 

Fácilmente ampliable

Algo muy atractivo de las alarmas sin cuotas es que suelen ser fáciles de complementar con otros sistemas, como sensores de movimiento, cámaras de videovigilancia, detectores de humo, etc. De este modo podremos tener un sistema que nos avise de diferentes ataques o incidencias que puedan ocurrir en torno a nuestro hogar.

En general todos estos elementos hoy en día pueden interconectarse gracias a una conexión wifi.

 

Precauciones de una alarma sin cuotas

Como vemos, hay múltiples ventajas de una alarma sin cuotas, pero ¿qué cosas debemos tener en cuenta en caso de optar por una alarma de este tipo?

Pues bien, algo que debemos tener presente es que una alarma sin cuotas, en su configuración básica, no avisa directamente a la policía. La alarma nos avisará a nosotros y nosotros seremos quienes llamemos a la policía en caso de necesitarlo. Esto es así porque una alarma sin permanencia no está conectada a una Central Receptora de Alarmas.

El hecho de que no se avise inmediatamente a la policía implica que debemos nosotros tomar decisiones rápidas. Esto implica mayor control por nuestra parte pero, si no lo hacemos bien, puede complicar que se actúe con agilidad en ciertas situaciones como pueda ser un desalojo.

No obstante, podemos recurrir a sistemas de detección anticipada a los que conectar la alarma. Es el caso del Sistema de Retención Activa de INN, que sí está homologado para su conexión a una Central Receptora de Alarmas (CRA), desde donde pueden avisar a la policía en caso de salto de alarma, que está obligada a acudir en dicha situación.

Otras precauciones a la hora de tener una alarma sin cuota es asegurarnos de que tenemos una conexión wifi competente que las permita estar continuamente en funcionamiento y por supuesto, que tenemos un smartphone para poder controlarla a distancia.

Cuándo conviene instalar una alarma sin cuotas

Quizá aún pueda parecer insólita la idea de contar con una alarma en casa que no sea instalada y mantenida por terceros. Sin embargo, la instalación de una alarma sin cuotas es perfectamente legal y no requiere de profesional especializado para hacerlo.

Esto es así desde el año 2009, momento en que la “Ley Omnibus” dicta que las alarmas no conectadas a una central de alarmas no tiene por qué instalarlas una empresa de seguridad.

Y como hemos visto, hay situaciones en las que una alarma sin cuotas puede ser la mejor opción, especialmente si:

  • queremos una alarma que no nos suponga un coste fijo mensual, libre de mensualidades y permanencias.
  • queremos tener un mayor control sobre la seguridad de nuestra casa, tanto en su configuración como en lo que respecta al control y gestión de las incidencias.

Cámaras y sensores para una alarma sin cuotas

Lo interesante de una alarma sin cuotas es que nos permite customizarla a nuestra medida. Esto lo haremos sobre todo instalando diferentes detectores (de apertura, de movimiento, de incendio, etc.). Al interconectar todos estos sistemas, la alarma nos lanzará avisos cuando detecte cualquier irregularidad, que no tiene por qué ceñirse solo al intento de robo. De este modo, podremos tener avisos de detección de gases, fugas de agua y cortes de luz, entre otros.

Es además muy recomendable combinarla con cámaras de vigilancia. Así, podremos comprobar nosotros mismos verificar visualmente lo sucedido a través de nuestro smartphone y decidir si hay motivos para tomar acción o no.

 

Salidas de emergencia INN

En resumen, podremos, mediante la instalación de dispositivos en lugares estratégicos, montarnos nuestro propio sistema de seguridad de altas prestaciones sin necesidad de pagar ningún mantenimiento adicional más que la conexión a Internet.

Conectar una alarma a la policía (CRA)

Una característica importante a la hora de decantarnos por una alarma es si esta se conecta o no a un sistema que alerte a un equipo de seguridad o a la policía para que accedan a abortar la operación. Es aquí donde entra en juego una CRA, una Central Receptora de Alarmas.

Como hemos visto, una de las particularidades de una alarma sin cuotas es precisamente que no se conecta a una CRA sino que nos avisa a nosotros directamente y nosotros debemos gestionar la incidencia, lo que puede tener su parte positiva y su parte negativa.

Entonces, ¿qué ocurre si queremos tener nuestra propia alarma sin cuotas y aún así queremos conectarnos con una CRA? En este caso, lo mejor es apostar por un Sistema de Retención Activa conectado a un panel de alarma homologado para conectarse a CRA.

 

Alarmas INN, tranquilidad sin cuotas

En INN estamos comprometidos con tu seguridad y por eso ofrecemos sistemas de alarma que se ajustan a tus necesidades. Nuestras alarmas han sido diseñadas como una alternativa de seguridad pero asequible a propietarios de pisos, apartamentos o pequeños negocios, sin que necesiten depender de una cuota mensual.

Así, el sistema INN.ALARM está en propiedad desde el momento en que se compra. Su instalación es inalámbrica y resulta de fácil gestión a través de una aplicación en el teléfono móvil.

Alarmas de seguridad INN

Cuenta con otras opciones como control parental o de personal de servicio para informar al propietario de las entradas y salidas, posibilidad de configurar 5 números de teléfono para recibir avisos vía SMS o llamadas en caso de alarma, así como un botón SOS de llamada de socorro para personas dependientes o situaciones de pánico. También brinda la posibilidad de escuchar audio de lo que sucede dentro de la vivienda y comunicarse con el interior.

Además, desde INN ponemos a la disposición del propietario toda una gama de detectores y cámaras perfectos para combinar con nuestra alarma sin cuotas y tener todo lo que pasa en nuestra vivienda bajo control.

 

Sistema de Retención Activa, el sensor inteligente más versátil

Entre los múltiples sensores a los que INN.ALARM se puede conectar, recomendamos especialmente combinarlo con la membrana inteligente del Sistema de Retención Activa. Así, conseguiremos tener un sistema de alarma que avisa antes de que el ladrón consiga penetrar en la vivienda o local. Esta anticipación aporta serias ventajas respecto a una alarma cualquiera.

Membrana marco para puertas y ventanas con retención activa

Tanto la instalación como el funcionamiento del Sistema de Retención Activa son muy sencillos. Se trata de una membrana inalámbrica que se instala bajo el escudo de la cerradura o en el marco de una ventana. Cuando esta detecta algún movimiento sospechoso, hace saltar la alarma. Suponiendo que contemos con un sistema de cierre competente, esto supondrá que el ladrón necesitará varios minutos desde que suena la alarma hasta conseguir entrar a la vivienda.

Con ello, un propietario gana en tiempo de reacción y esto permite avisar antes a la policía. Pero en el fondo, lo que la alarma INN.ALARM conectada a un Sistema de Retención Activa supone es un grado de disuasión muy alto para el ladrón que, al darse cuenta de dónde se está metiendo, emprenderá la huida antes de lograr su objetivo.

Pero el Sistema de Retención Activa no solo puede utilizarse con la alarma INN sin cuotas. Si lo que queremos es tener una alarma que se conecte a una CRA, también puede ser parte de este sistema, ya que permite ser emparejado con un panel de alarma conectado a CRA. Esta versatilidad lo convierte al sensor en un grandísimo aliado de la seguridad de tu hogar, sin importar el enfoque que prefieras darle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.