Cuándo es necesaria una salida de emergencia

Las salidas de emergencia son un instrumento fundamental para prevenir que cualquier incidencia en un local o edificio se convierta en algo mucho más grave. Permiten una evacuación segura y, en último término, salvar vidas. Por ello, todo responsable de un local o edificio debe asegurarse de contar con salidas de emergencia que estén totalmente operativas en todo momento y con arreglo a la ley.

 

Dónde y cuándo es necesario instalar una salida de emergencia

Deben contar con este tipo de puertas por norma general todo tipo de espacios públicos como hospitales, colegios, hoteles, cines, salas de espectáculos y otros locales siempre que:

  • Coincidan en su interior más de 50 personas.
  • El local cuente con más de 1.000 metros cuadrados. 

Entonces, será necesaria la instalación de una o varias puertas de emergencia en todo tipo de locales con asistencia de público. Para saber el número exacto que es necesario instalar, debemos calcular que sea posible realizar el desalojo del espacio en dos minutos y medio como máximo, utilizando solo salidas de emergencia y sin contar el uso de las puertas habituales.

 

Otras medidas que deben cumplir las puertas de emergencia

  • Deben tener salida a la calle, a un pasillo que esté protegido o una escalera hermética. No pueden cruzar otras zonas del local.
  • Tienen que tener la apertura hacia el exterior, de modo que se pueda salir empujando la puerta hacia fuera.
  • El trayecto hasta llegar a una puerta de emergencia no puede superar los 25 metros.
  • Si el edificio tiene varios pisos, cada piso debe contar al menos con dos puertas de emergencia, separadas entre ellas.
  • La señalización indicativa de salida de emergencia se debe colocar a una altura máxima de 2,20 metros y el cartel debe ser legible a 20 metros de distancia.
  • Las puertas de emergencia nunca deben estar bloqueadas, se deben poder abrir con facilidad y no debe haber ningún obstáculo para su acceso.
  • Las puertas normalmente son metálicas, pero si fueran transparentes deben estar hechas de vidrio de seguridad.
  • En cuanto a las medidas de la puerta, el alto debe ser mínimo de 2,03 metros y el ancho de 0,9 metros, para máximo 100 personas. El ancho se verá incrementado en 60 centímetros por cada 100 personas adicionales que deban abandonar la sala por esa puerta.

 

Control electrónico de acceso y uso indebido

El panorama de las puertas de emergencia ha dado un importante giro con la normativa europea UNE-EN 13637, que permite la evacuación con control de acceso, de aforo y de rutas. No se trata ya solo de permitir la evacuación, sino también de alertar de una ruta inapropiada, impedir un acceso no controlado y reducir las falsas alarmas que suelen generar los sistemas de seguridad.

Para que una puerta de emergencia sea usada como acceso indebido, es necesaria la complicidad de una persona que se encuentra en el interior y facilita la entrada al intruso. Esta situación se resuelve mediante el control electrónico que permite la normativa EN13637, algo que antes no era legalmente posible. Pero lo más importante es que trabaja en la cota psicológica del uso debido y en la disuasión.

El uso indebido es una amenaza que ataca desde dentro a las organizaciones y resulta mucho más habitual y difícil de atajar que la intrusión. Pero sobre todo es un peligro porque son conductas que pueden llevar a los propietarios a bloquear las puertas de evacuación para que no sucedan, algo que resulta ilegal, pero sobre todo muy peligroso. También sucede el otro extremo, dejar la puerta completamente liberada, exponiéndose a riesgos de hurto o descontrol del acceso de los empleados.

 

Combate el uso indebido con las soluciones INN.EXIT

Sin olvidar el resto de riesgos, pero especialmente para combatir el uso indebido, INN ha desarrollado su serie de dispositivos INN.EXIT para salidas de emergencia. Cumplen con la normativa UNE-EN13637:2016 para el control electrónico sobre puertas en recorridos de evacuación, evitando formas no seguras de cierre, como cadenas, trancas o candados.

 

Se trata de una serie de soluciones de disuasión estética y sonora que se ajustan a las necesidades de cada local, ayudando a configurar una salida de emergencia que controle la intrusión, asegure las rutas de acceso y minimice el uso indebido. De este modo, ayudan a que el intruso, a menudo trabajador del propio local, rectifique su conducta.

 

Door Terminal

Este pulsador inteligente para la gestión y control de salidas de emergencia o puertas en rutas de evacuación que aporta control tanto diurno como nocturno. Además, ejerce una alta disuasión ya que dispone de una alarma local y otra centralizada. Presenta una resistencia a la efracción de 4.800N y permite el control del estado de las salidas de emergencia, evitando puertas retenidas o bloqueadas.

Su construcción sólida y antivandálica y su cumplimiento de la norma UNE-EN13637:2016. la convierten en un instrumento apropiado tanto para pequeñas instalaciones autónomas como para instalaciones integradas con exigencias técnicas superiores. Combina alarma visual y acústica en el propio dispositivo y aporta una comunicación local visual de leds para el guiado de rutas de evacuación o gestión de alarmas.

Day alarm

La alarma de día de INN es una solución electrónica que permite monitorizar a distancia el uso de una salida de emergencia. Es por tanto una alarma no para evitar la intrusión tradicional, sino para utilizar con personas durante la jornada de trabajo. La Day Alarm se conecta con el contacto magnético de la puerta, de modo que al abrirse se activa la alarma acústica y se indica ópticamente en la luz del dispositivo.

Si la puerta se queda abierta por descuido, se nos indicará con un parpadeo de flash verde para que la cerremos. También es posible utilizar la puerta sin alarma mediante el uso de la llave del dispositivo o incorporando un lector de control de acceso. Puede instalarse mediante cable o de forma inalámbrica.

 

Exit alarm

En ocasiones no necesitamos un sistema demasiado complejo. Para ello tenemos soluciones económicas pero que cumplen su función informativa y disuasoria como la Exit Alarm. Consiste en un dispositivo con una señal de Stop que, además de la componente estética, puede hacer sonar una alarma y pre-alarma disuasorias.

 

Se coloca sobre la misma hoja de la puerta junto al contacto magnético de intrusión y su instalación es muy sencilla, tanto con tornillería como con adhesivo y no requiere de cables, con lo que su ajuste a todo tipo de puertas está garantizado. Son idóneas para una instalación sobre barras antipánico de empuje.

 

Exit control

Este dispositivo se instala bajo la manilla, de forma que crea una primera disuasión en forma de molestia visual. Al accionar la manilla, el contacto con el dispositivo hará sonar su alarma, con lo que hablamos de una solución mecánica simple pero de disuasión elevada. Tras su uso, obliga a un rearme, con el objetivo de que el uso indebido sea una molestia tanto para infractor como para el servicio de vigilancia y no se repita.

Se trata de una solución de gran utilidad para minimizar el uso no autorizado en puertas de emergencia sin necesidad de realizar una instalación de cables ni integración con otros sistemas. Se recomienda instalarla en puertas con cerradura y bombillo para que personal de vigilancia, mantenimiento o limpieza puedan usar la puerta sin activar la alarma. Permite un amaestramiento a tal efecto.

 

 

La instalación de una puerta de evacuación es algo fundamental para un local o edificio y, como vemos, depende de muchos factores como el tipo de local según su uso, tamaño, configuración y aforo. Además, las diferentes administraciones locales son las que tienen las competencias en la materia, lo que termina por crear un ecosistema complejo.

Por ello, desde INN te ofrecemos asesoramiento virtual gratuito para aclararte todas las dudas sobre cómo aplicar nuestras soluciones para salidas de emergencia en perfecto cumplimiento con la normativa UNE EN13637:2016.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − seis =