¿Qué tipo de llave es el más seguro para tu casa?

¿Conoces los tipos de llaves que utilizas en tu día a día? ¿Sabrías decir cuáles de ellas son más seguras o vulnerables? Si has dudado no te preocupes, porque en esta entrada vamos a repasar los tipos de llaves, cómo reconocerlas y sus grados de seguridad.

Es indudable que existen en el mercado multitud de tipos de llave, cada uno con tamaños y formas diferentes. Sin embargo esta variedad no es capricho, pues responden a diferentes épocas, niveles de seguridad y, por supuesto, tipos de cerradura que permiten abrir.

A menudo sucede que ni siquiera sabemos cómo se denomina a las llaves que usamos a diario, incluso cuando tenemos un problema y el cerrajero nos lo pregunta. Sin embargo, merece la pena estar informado sobre esos pequeños utensilios que tan valiosos son para proteger nuestro hogar, tanto para reconocer los nuestros como para valorar actualizarlos.

Tipos de llaves más comunes para puertas

Llave tradicional

Son las llaves de toda la vida, se usaron durante muchísimo tiempo y aún podemos encontrar alguna cual resto del pasado, pero rara vez se utilizará para custodiar una vivienda. Son fáciles de reconocer pues son grandes, con un diseño de cilindro alargado que finaliza en una paleta dentada que posibilita su encaje en el mecanismo de cierre y por tanto permita el giro. En el extremo contrario cuentan con un aro para sujetarla o meterla en un llavero.

Llave de sierra

Es el tipo de llave más común en la actualidad y se reconoce porque uno de los bordes es dentado, de ahí su nombre. El código que conforman dichos dientes o muescas es el que permite abrir la cerradura. Las más normales tienen la cabeza redonda y un agujero para introducirla en un llavero. Sin embargo, esta cabeza puede ser también ovalada o cuadrada. Los bombines que funcionan con esta llave se pueden ver sometidos a ataques como el bumping, el ganzuado o el impressioning.

Llave de paleta o borjas

También conocida como paletón o llave de gorjas, se usan para abrir cerraduras de borjas, que son comunes en las puertas blindadas y también en cajas de seguridad. Se identifican con facilidad ya que son grandes y se conforman de un cilindro alargado que finaliza en una pala plana con dientes rectangulares. De ahí el nombre también de paleta o paletón. La combinación de llave y cerradura de borjas es vulnerable al ataque con magic key y necesita de escudos que la mantengan a resguardo de los robos.

Llave de pompa

Es un tipo de llave similar a las de paleta, pero en este caso los dientes no van hacia los lados sino hacia adelante. Se utilizan también con puertas de seguridad o cerramientos blindados y son muy vulnerables a técnicas como el impresioning y ataques físicos.

Llave tubular

Estas llaves son muy fácilmente reconocibles por su forma ya que tienen una forma redonda con hendiduras. Más que para cerraduras de puertas, están destinadas para sistemas de alarma, máquinas expendedoras, taquillas, etc.

Llave cruciforme

Esta llave es menos común y destaca por su forma de cruz con un cilindro que culmina en paletas dentadas en tres o cuatro lados.

Llave de seguridad

Este tipo de llaves se utilizan para puertas blindadas, acorazadas y de seguridad. Destacan porque sus dos bordes son rectos, pero sus caras cuentan con estrías o hendiduras. Cuando estas son circulares se les conoce también como llaves de puntos o multipunto.

Algunos (que no todos) los modelos de llaves de puntos están preparadas para resistir ataques de habilidad, como el conocidísimo bumping, y ofrecen protección frente a la duplicación sin autorización del propietario.

¿Cuál es la llave más segura?

Una vez vistos los tipos de llaves más comunes, toca dar un veredicto acorde a su nivel de seguridad. Pero antes, debemos considerar que una llave no es nada por sí sola. Un sistema de seguridad se valora de forma integral. Es decir, como mínimo una llave con su bombillo. A esto habría que sumar un escudo protector y la propia puerta.

No obstante, hay que reconocer que si una llave es fácilmente copiada, el resto de mecanismos de seguridad no servirán de nada. En este sentido, podemos decir que una llave será más segura cuantas más trabas ponga a ser copiada ilegalmente.

La gran mayoría de las llaves comentadas presentan varias vulnerabilidades, pues pueden verse comprometidas por tácticas modernas como el bumping o el impresioning. Hay que tener en cuenta que la llave de sierra, tan común aún hoy en día, viene de una patente de 1848, es decir que llevamos con este sistema desde el siglo XIX. No es de extrañar que a estas alturas apenas suponga un estorbo para los ladrones.

Pero más allá de la poca resistencia a ciertos ataques, resulta muy sencillo hacer una copia de una llave de sierra o de una de gorjas en cualquier ferretería de forma rápida y barata y esto es un problema importante.

Por tanto, la llave que, a priori, mejor desempeño ofrece es la llave multipunto, aunque, como hemos dicho, depende de los modelos, ya que algunas llaves multipunto son muy vulnerables a tácticas como el bumping.

Es necesario, por tanto, asegurarnos de que la combinación de bombín + llave multipunto ofrece resistencia ante ataques de habilidad y que, además, la llave sea difícil de copiar. Para ello, puede incorporan partes móviles, que dificulta mucho la creación de réplicas. Pero además las marcas presentan diferentes mecanismos anticopia, cuya fiabilidad dependerá del fabricante y la patente que el sistema de control de copia maneje.
bombillo y llave de seguridad inn

INN.KEY Smart, a prueba de copias y de otros ataques

Con todo esto en mente en INN creamos INN.KEY Smart, una combinación de llave y bombín de seguridad con el sistema anticopia INN.KEY Control, patentado hasta 2036. Este se basa en hasta 23 componentes internos que identifican la llave correcta y rechazan el resto.

Nuestra llave de seguridad cuenta con las siguientes ventajas adicionales:

  • Permite una auditoría de control de llave, teniendo las diferentes copias identificadas y asociadas a distintas personas.
  • Da opción de recibir aviso por SMS o E-mail cuando alguien no autorizado intenta realizar una copia.
  • Resiste técnicas de robo como el bumping, ganzuado e impresión.
  • Cumple con 4 certificaciones de normativa antirrobo y el sistema tiene 10 años de garantía.

inn key control sistema de gestión de llaves

Por tanto, la llave es una pieza fundamental de un sistema de seguridad  y no podemos dejarla al azar. Usando una llave de seguridad de un fabricante consolidado y con un sistema de control de copia y una patente de cara a futuro obtendremos la mayor garantía de protección para nuestra vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × tres =