como evitar que abran la puerta con una tarjeta

Cómo impedir que te abran la puerta con una tarjeta

Cada vez existen técnicas de robo más sofisticadas. Sin embargo, hay clásicos que desgraciadamente no pasan de moda y que pueden seguir siendo una amenaza para los hogares más descuidados. Hoy vamos a hablar del método del tarjetazo o resbalón y de cómo repeler este ataque.

Como decimos, esta táctica de robo no es novedad; sin embargo, entraña un alto riesgo por lo fácil de llevar a cabo. A diferencia de técnicas más avanzadas como el bumping y el impresioning o que requieran mayor esfuerzo físico como el apalancamiento, abrir una puerta mediante el tarjetazo es un paseo no solo para un ladrón profesional sino para cualquier persona.

Qué es el tarjetazo y en qué consiste

El tarjetazo consiste en abrir la puerta pasando una tarjeta de crédito por el cerco de la puerta en vertical, liberando de esta forma el resbalón.

Se trata pues de un ataque que, a diferencia de otros, se realiza limpiamente, de manera rápida, sin hacer ruido ni dejar daños. Es por ello una técnica que es un chollo para el ladrón, siempre que le dejemos la puerta cerrada sin echar la llave.

El resbalón, el primer mecanismo de seguridad de una puerta

Lo que el método del tarjetazo persigue es liberar el resbalón y es por esto que se conoce también como método del resbalón.

El resbalón no es más que el pestillo de metal de una puerta que provoca que ésta permanezca cerrada cuando encaja con el marco. Cumple una función importante, porque nos permite un pequeño grado de seguridad con tan solo dar un portazo. El problema es ese, que es un grado minúsculo.

El mecanismo del resbalón se puede activar o desactivar desde dentro accionando la manilla, siendo preciso desde fuera abrir con la llave. Pero, ¿solo con la llave? En realidad, aquí reside el problema: cualquier método que consiga retraer el resbalón abrirá la puerta.

Y, aunque la tarjeta de crédito sea el método más conocido, cualquier objeto con una superficie fina y resistente pero lo suficientemente flexible sirve para liberar el resbalón, como puede ser una radiografía o cualquier lámina de plástico similar.

Un método conocido y al alcance de cualquiera

Si bien como ya hemos dicho no suele ser el método preferido por los ladrones profesionales de hoy en día, que se decantan por el bumping o el impresioning, eso no quiere decir que no sea un riesgo. Más bien al contrario, puesto que abrir una puerta con una tarjeta de crédito está al alcance de casi cualquiera. 

De hecho, ocurre con cierta frecuencia que, tras olvidarse las llaves en casa, alguien recurre a esta técnica para abrir su propia puerta o la de algún ser querido, simplemente para evitar tener que llamar al cerrajero de urgencia con el coste que ello supone. Esto nos da una idea ajustada de lo popularizada que está la técnica.

¿Cómo defenderse frente al tarjetazo?

La solución principal para evitar ataques de tarjetazo es simple y está también al alcance de cualquiera: cerrar con llave. De esta forma, la lámina hará tope y será imposible acceder al resbalón con ella.

Es sabido lo importante de cerrar la puerta con llave, pero sin embargo mucha gente continúa saliendo de casa sin hacerlo, bajo el pretexto de que será para tan poco tiempo que no merece la pena. Pero la realidad es que pocos recados vamos a hacer en menos del tiempo en que se abre una puerta vulnerable con este método: cuestión de segundos. 

Para un ladrón, una puerta sin cerrar con llave es un regalo, prácticamente lo mismo que dejársela abierta de par en par. Con el simple gesto de cerrar con llave protegeremos nuestro hogar de este riesgo.

No obstante, existen algunas soluciones que se pueden aplicar a diferentes elementos de nuestra puerta para repeler esta y otros tipos de vulneraciones.

Anticípate al ladrón gracias a la retención activa

Una medida eficaz para protegernos de intentos de tarjetazo, extracción o apalancamiento es instalar un sistema de retención activa conectado a una alarma en el marco de nuestra puerta. Se trata de una membrana que, al notar la presencia de un ladrón manipulando la puerta, hace saltar una alarma e incluso informa al propietario del intento de robo.

Membrana marco para puertas y ventanas con retención activa

A diferencia de las alarmas clásicas que suenan una vez el ladrón ha conseguido entrar en nuestra casa, el sistema de retención activa hace sonar la alarma antes, mientras está intentándolo. Esto es fundamental, porque así no le da tiempo al ladrón a robar e irse antes de que la policía haga acto de presencia, como en ocasiones sucede.

En cambio, esta alarma de retención activa genera un potente efecto disuasorio. Lo más probable es que el ladrón simplemente aborte su misión en el momento en que salta la alarma, puesto que el riesgo no le merecerá la pena.

Instala un cerrojo de seguridad bien equipado

Otra alternativa para combatir el robo por tarjetazo es reforzar la cerradura con un cerrojo de seguridad de alta resistencia, que verdaderamente complemente la seguridad de una puerta. En INN hemos diseñado INN.LOCKS, un cerrojo compacto de máximas prestaciones que, combinado con un escudo protector con retención activa supone un magnífico refuerzo para nuestro hogar.

 

 

Se trata de un cerrojo con barra de bloqueo de acero macizo de 150 mm. y lleno de sorpresas para el malhechor. Por un lado, gracias a su construcción robusta y su escudo, resiste a los ataques violentos con herramientas manuales o eléctricas. Pero además, incorpora la tecnología de Retención Activa Bluequotient®, para ahuyentar al ladrón cuando intente manipular el escudo de seguridad, saltando la alarma mucho antes de que consiga acceder a la vivienda.

 

Además, el cierre del cerrojo funciona con cilindro europerfil, un estándar que permite una fácil sustitución en caso de pérdida de llaves. Del mismo modo, se puede realizar un amaestramiento para que utilice la misma llave de la cerradura principal.

Protégete con una cerradura de seguridad

Por último, algo que puede defender nuestro hogar del tarjetazo y muchos ataques más, es la instalación de una cerradura de seguridad, es decir, de un bombillo y de una llave que pongan a los ladrones las cosas muy difíciles.

Desde INN, proponemos nuestro sistema patentado INN.KEY.SMART, un sistema mecánico de alta precisión compuesto por un bombillo anti extracción y llave anticopia dotados con la tecnología más avanzada del mercado en cuanto a prevención del robo.

Este conjunto resiste ataques físicos y también de habilidad, como el bumping, ganzuado e impresión. Pero no solo eso, sino que permite llevar un control de las copias de nuestra llave: nos alertará si alguien trata de hacer una copia sin permiso. Además, gracias a que la llave cuenta con 23 componentes internos de verificación, una copia no autorizada no conseguirá abrir nuestra puerta.

 

Por último, si necesitas actualizar la puerta al completo, ten en cuenta que las puertas INN.DOOR vienen de serie con una cerradura de seguridad de altas prestaciones.

Recuerda que reforzar la seguridad de tu puerta es siempre algo a valorar, pero lo primero que hay que hacer para protegerse del tarjetazo es adquirir el simple hábito de cerrar siempre con llave. Pero como no todos los ataques son tan sencillos de repeler, próximamente hablaremos de cómo protegerse frente a las distintas técnicas de robo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve + cuatro =